Recuperación post cIrugía

Recuperación post cIrugía

Recuperación post cirugía 

Te voy a ser bien sincera yo era de las personas que decía “ está operada” así que fácil, jajaja el Karma me alcanzó antes de lo que pensé… A su m…. que dolor y cómo sufrí; YO particularmente fueron casi dos meses de llanto, de dolor, inclusive me veía al espejo y no me reconocía, no reconocía ese cuerpo lleno de piel, de suturas, de marcas por la faja, lleno de dolor interno. 

Acostumbrándome a vivir con diástasis

Aquí voy y trataré de no espantarte, pero si de mostrar realmente lo que viví, Al salir del hospital te llevas contigo un drenaje que lo retirarán 7-10 días posteriores para “drenar” y expulsar líquidos, y cosas feas sobrantes, estar cargando este artefato es molesto y tedioso y más porque como buen enfermero mi esposo tenía que estarlo vaciando y limpiando porque en ocasiones se tapaba 😭 y sentía que se salía pues estaba conectado a un orificio que te dejaban a un costado de la sutura mayor. los primeros 20 días caminaba encorvada pues mi piel tenía que adaptarse y mucho más era miedo a incorporarme correctamente esto por ende un dolor de espalda y cintura. Aunque mi doctor indicaba que comenzará a caminar en ocasiones prefería estar inerte en mi cama sin mover un músculo para no sentir dolor. En fin comer saludable con muchísimas restricciones fueron las indicaciones de mi doctor. 

Ahora imagina estar inerte y dando clases de matemáticas y trasvasar bolas en la cama para las clases de mis hijos, porque mis niños querían obviamente estar con su madre. Ahora si puedo decir que fue de muchos apapachos pero de mucho llanto para mi. 

Conforme los días pasaban veía más cerca mi recuperación al mes de cirugía vámonos a manejar y a volver a mi vida… Pues no mi ciela, mi cuerpo dijo a donde vas yo no estoy listo y se cumplió el mes yo me sentía adolorida, y muy triste saben. Muchas veces no me gustaba lo que veía en el espejo, toda inflamada y con una cirugía de hueso a hueso. 

ah! Su mayeee….

Mi dolor interno era el que me pesaba, cómo lo había compartido hicieron doble sutura interna por la gran separación que había en los músculos abdominales de 12 cm, así que los primeros días me costaba respirar, así es hasta mis pulmones agradecían este nuevo reajuste. 

Posterior al mes comencé a soltar un poquito y a dejar de tener dolor, pero aún había, un día me percaté que la cicatrización de mi ombligo no se veía bien, así que fui con mi cirujano, nuevamente me puso anestesia local y ahí me “trato” de arreglar el ombligo que se estaba cerrando, pero no quiero entrar en detalles de este Doctor, al menos hizo lo que pudo. Total que para esa semana yo tenía dudas pues estaba pasando lo mismo que la primera vez y marcaba y nada, fui a su consultorio y nada, pues andaba de vacaciones y yo con mi cicatriz del ombligo al rojo vivo, pues que se vaya pero que me deje donde comunicarme o al menos a otro doctor! Pondré punto final al tema de mi cirujano 😅😒

Había días que dolía mucho, había días con sangre, había días que no dolía nada, tenía días donde todo era llanto y sentimentalismo, verme al espejo y no reconocerme, juzgarme e inclusive llegue a decir para que lo hice!! 

Pues sentía que me sobrepasaba el dolor, las ganas de volver a mi rutina, ya no podía con mis hijos pidiendo por mi, ya no podía por mi estabilidad emocional. 

Las personas a mi alrededor fueron quienes sacaron y elevaron mi corazón nuevamente pues todo estaría bien, todo pasara, todo pasara… 


Hoy después de casi 5 meses después de mi cirugía, agradezco la decisión tomada, que me siento de nuevo yo, que puedo volver a usar la ropa que me da la gana, que puedo volver a verme al espejo y reencontrarme y gustarme, siento que renací que el tema del sexo con mi esposo se volvió más … así más yo, más suelta! Más Fer. 

La cirugía no queda ahí, si claro que nos da miedo entrar un quirófano, y más pasar por toda la recuperación pero cuando se trata de tu salud para estar y verte bien. Si tú no te cuidas y vuelves a llevar todos tus malos hábitos sedentarios y de mala alimentación temo decirte que no durará nada, y subirás de peso; realmente en mi caso la abdominoplastia fue una ayuda en mi cuerpo, lo realmente complicado era la diástasis pero poder observarme tan yo, y disfrutarme me llena de energía y

vida. 

Después de la cirugía, necesitas compromiso, amor propio, entrega, y muchas ganas para cumplir tus metas, no está fácil. Ah! Un shingo de ejercicio dirigido y una buena alimentación. No solo es comer ensaladas, no solo es perder peso. No solo son cirugías y quien se haya operado por favor coméntenme aquí abajo cómo han vivido el proceso. Porque así como yo lo veo no está fácil… pero vale la vida. 

__• Asesórate de un médico internista o un buen doctor ginecólogo

__• busca alternativas para corregir tu diástasis antes de la cirugía 

__• Si ya lo sabes, confía en ti y en tu fuerza que nadie te diga que no puedes 🥰

Las abrazo con el corazón 

Leave a Reply

Your email address will not be published.