El mayor regalo por parte de mis hijos

El mejor regalo de parte de mis hijos

Sin duda escuchas que lo más maravilloso y lo mejor de este 10 de mayo es tener a tus hijos, o ser mamá; pero que significa ser mamá.
La maternidad en conjunto puede llevar cientos de explicaciones y sentimientos, acompañada de unas ojeras por amor, por la entrega, y recordarte a diario que por más que aquellos niños salten, te quiten el sueño, estés toda desvelada, te preocupes cuando se enferman, vigiles sus pasos y sigas comiendo parada para que no se despierte pero siempre al final del día agradeces su existencia, agradeces que sean tus hijos, y sin ser un día especial marcado en el calendario, te llenan de regalos, muchos regalos que a su manera llenan tus días.

Quieres saber cuáles son esos regalos que a diario te dan a manos llenas, y que con todos sus recursos te llenan el alma.

Risas y sonrisas: Por más enojada, molesta o demandante que resulte tu día con una sola sonrisa en aquella cara de travieso, esa sonrisa dibujada saca lo mejor de ti, esa parte que mueve tus sentidos y saber que efectivamente estás haciendo algo muy pero muy bien.

Besos y abrazos inesperados: Llega aquel momento en tu vida donde los mejores besos son los de tu hijo esos besos que van acompañados de una sonrisa, tal vez un juego y algo de babitas, pero juro que son los más desinteresados (bueno en ocasiones me pide un chocolate) pero aquellos besos y abrazos que te llenan de fuerza, de motivación, de ímpetu por lograr y conseguir lo que quieres, te dan poderes cómo la kriptonita así es, tu motor de vida.

Independencia y apego: Te percatas cuan contradictorio es este punto? Y cuanto puede hacer en un solo día sin tu apoyo o mejor dicho sin tu compañía? Sube a una silla para alcanzar un vaso y posteriormente servirse agua, corre a tomar aquel juguete que antes no alcanzaba, o subir a su banco y lavarse las manos, simplemente comenzó a gatear y que crees es feliz sintiéndose independiente porque estar en tus brazos lo adora pero el quiere descubrir y que crees; que descubrió que gateando con sus pies y manos en cuatro puntos podrá desplazarse por sí solo, este tipo de regalos, llamémoslo su desarrollo, su independencia, y poder observar cómo día con día; crece, no solo de talla, si no que te percatas de todos los progresos desde aprender a sostener por sí solo su cabecita, o dar esos primeros pasos, hasta tomar la cuchara y llevarse una bocado a la boca, esos son pequeños regalos que nos llenan el alma de por vida.

Obsequios de la naturaleza: Seguramente conservaste esa piedra, o una flor, a aquella hoja seca, si esos regalitos que tu hijo te dice cómo piensa en ti y lo importante que eres.

Miradas, Juegos, cuentos, una simple película juntos, oh espera la hora de la comida o salir al parque a jugar para nosotras son regalos a manos llenas… pero eso que hizo vibrar mi corazón cuando dijo un

Te amo mamá

Mi mayor regalo por parte de mis hijos es su compañía, es su presencia el simple hecho de existir, no puedo pedirle más a Dios y a la vida por abrirme las puertas de la maternidad y regalarme el don de ser madre.

Bendiciones hoy y siempre

Deja un comentario