Juguetes sin estereotipos de género

En nuestras vacaciones decidimos visitar una playa, y el pequeño Emiliano cierto no paró ni para dormir. Cierto día antes de regresar a casa y hola realidad! Acudimos a un centro comercial para comprar ya saben ese detallito para las familias en casa, pasamos observando vasos tequileros y sombreros estampados.

Preguntándole al niño si deseaba algo, coloque dos playeras en cada uno de mis brazos y le pregunté qué cual quería; sin pensarlo dio la vuelta y me vi ignorada, siguió su búsqueda, había un área de niñas que a mí en lo personal siempre me ha gustado, es muy pink todo, y fue en ese momento donde llego abrazando a un conejo de peluche bañado en colores rosa y morado, con pestañas largas y un moño divino en la cabeza, (cabe señalar que El Niño no es fanático de los peluches) en fin, reitere la pregunta – Ese te gusta? 

Llego una señorita trabajadora del establecimiento ofreciéndole una rana con capa de súper héroe y exclamó un – Mira este es de niño! – 

Por respeto no comente absolutamente nada, se agradece su gesto pero que creen que escogió nuevamente? Claro aquel conejo con moño, era lo que él quería y mientras su padre buscaba unos llaveros, nosotros seguimos viendo algunos vasos con un conejo paseando por toda la tienda tomado de una oreja.

 

Los juguetes no tiene género 

Posiblemente en muchas familias un niño no puede portar una camisa rosa, o arrullar a un muñeco, o inclusive jugar a la comidita (Porque se dicen erróneamente que son juegos de niñas) y quien decide que son o no juegos de niña, yo desde que tengo memoria adoro los autos, nunca tuve un hermano pero mi papá se encargó de eso y nunca puso un límite, para que a mí solo me gustaran (“cosas de niña“).

Ahora con mi esposo, el tratar de llevar esa independencia del pequeño terremoto que vive en la casa es dejar que el pueda tomar sus propias decisiones y si lo hace no se sienta juzgado ni ridiculizado.

Para nosotros ese momento y el día siguiente donde su compañero de viaje resultó ser ese conejo de pestañas largas, donde lo cargaba, lo ponía en un barco de plástico cómo si fuese una cama, y lo abrazaba; que de malo tienen los colores, juguetes o juegos, para criar a los niños en un mundo de “estereotipos” marcados.

Si un niño juega con coches y 10 minutos después está cuidando un peluche o muñeca, posiblemente lo que está haciendo es imitar lo que ve en casa, le gusta y se siente identificado con estas acciones que le traen tranquilidad.

Recuerda fomentar el juego libre y natural esto le permitirá explorar áreas de juego y sentirá mayor confianza, su vida infantil es jugar para construir un aprendizaje de esta manera poder tener niños empáticos con el mundo y su vida diaria es dejándolos jugar sin lastimar y sin críticas, viendo el juego como algo totalmente natural.

 

Bendiciones Hoy y Siempre

This entry was posted in Otros.

Deja un comentario