2 años, Felicidades

Hoy hace dos años llego esa persona que no imaginaba que llegaría a cambiar mi mundo, sigo siendo la misma pero con una dosis de travesuras y más amor del que jamás imaginé en mi vida.

Esto nadie lo sabe; hasta hoy! El 3 de Agosto de hace dos años con pañalera y maleta lista para salir al día siguiente nos esperaban en la entrada, un cuarto de color azul, con una cuna y tantos sueños y emociones en el esperando nuestro regreso y ese día en la noche cómo cena lo último que pedía era una hamburguesa doble de McDonals, con papas; pues sería la última cosa que comería antes de tener a mi pequeño en brazos y un antojito de embarazada no se le puede decir que no.

Al día siguiente mi esposo tenía fotos en su celular de él, en el cuarto con el nombre de Víctor Emiliano de fondo, mientras yo dormía y descansaba plácidamente, mi esposo lloro, con 100 motivos y sentimientos encontrados que bueno no supe más porque ya luchaba con morfeo.

La mañana del 4 de Agosto justo a las 5:00 am saliendo con dirección al hospital donde tenía una cita en un quirófano para conocer a mi hijo, pero nada sin antes pasar a la capilla, y pedirle a la virgen por nuestra salud y bienestar, que cuidara de nosotros, y agradecer por permitirnos llegar a ese momento.

Llegábamos con mucha ilusión, nuestras familias y amigos sentados en la sala de espera, y yo bueno, yo relajada jajaja mentira estaba muerta de miedo pero bien feliz por el momento que llegaba, comenzaron el procedimiento y a dar instrucciones de voltea relájate y ponte en posición de huevo!!! Con una panza enorme!! Bueno por fin lo logre; Colocaron la inyección y dos segundos después no me podía ni voltear por mí misma, pero en mi vientre aún sentía “según yo” jajaja la mitad de mi cuerpo estaba completamente dormida, y yo bien consiente, amarrarían mis manos, pero la anestesióloga, la persona más dulce, me dijo no las sujetaré pero tienes que tener cuidado en no mover las manos o brazos enfrente. Ok

Esperaba, esperaba y solo sentía tirones, después de una fuerte presión en mi pecho los doctores dijeron !Ya está aquí!

Mi ilusión, espera y ese gran amor con el que lo esperaba por fin llegaba, solo quería ver su carita, mi esposo a un costado mío con la cámara solo templaba y veía su cara de ilusión y miedo por el momento, colocaron su cachete sobre el mío y lo único que pasaba por mi mente era inimaginable, rebasó mis más grandes sueños, era mamá! Y ese pequeño ser que llegaba de dos personas que se aman.

Así fue pasando el tiempo; así creció, así comenzaron las desveladas y preocupaciones, así comenzó ese sentimiento de tener a un pequeño quedarse dormido sobre mi pecho, así comenzó, el mayor amor reflejado en esos ojos idénticos a los de su papá.

Dos años de aprender de mi, de aprender de otra persona, dos años de experiencias totalmente nuevas, dos años de luchar contra mi pasado, y mostrarle a mi hijo lo maravilloso que puede ser el mundo, dos años de enseñanzas, dos años de travesuras, de dar un amor totalmente incondicional, dos años de poner a prueba mi paciencia, dos años de ser responsable. Dos años de tener el más grande amor en mi vida.

A disfrutar las pequeñas cosas, a ser feliz con las sonrisas de alguien más, a ver algo extraordinario el correr del bien, y apreciar pintar con los dedos.

De convertirte en lo mejor que le ha pasado a mi vida!
Gracias por haber llegado a mi vida, mi niño, mi panque, mi Emiliano.

Deja un comentario