Qué puedo hacer para que coma frutas y verduras?

Leyendo varios comentarios de mamás desesperadas por que su hijo termine su sopa de verduras o al menos pruebe algún bocado me di cuenta de algo, que lo pondré en mayúsculas A MI ME FUNCIONÓ, así que no pretendo que también te funcione cada niño es un ser individual tiene distinto desarrollo, cognitivo, psicológico y claro Digestivo!

Cada niño decidirá la porción de comida que es correcto comer en ese momento, lo escribiré muy fácil, cuando tú cómo “adulto” no apeteces comida, esperaras unos momentos, pero cuando se te obliga a comer y comer; puede ser que no comes con gusto y dos posteriormente puedes presentar algún dolor en el estomago. Suficiente para comprender lo qué pasa con un niño pequeño que aún no puede expresarte “Mamá, gracias ahora no tengo hambre”

Si suena chistoso, pero en primer lugar jamás obligar a ningún niño a comer, ahora te quiero compartir mi experiencia a la hora de comer y cómo mi hijo pide brócoli en lugar de una pieza de pollo.

* recalcando que cada niño es diferente, es mi experiencia.

Puedes utilizar la gran y Tan aclamada alimentación complementaria con BLW (Baby lead weaning) fue un parteaguas en mi maternidad, puedes comenzar con esta técnica a partir de los 6 meses (Pero si El Niño cumple con ciertas reglas, cómo el poder mantenerse sentado por si solo) en mi caso yo comencé hasta los 10 meses, los meses anteriores corría con papillas, para todas las salidas, me tenían refrigerando esos purés por todos lados y que en lo personal se veían cada vez más desagradables, jaja guácala (No le digan a mi hijo).

Al iniciar con el BLW, los palitos de verduras se volvían un Hit, y ni hablar de los trozos de fruta, completamente a su alcance durante la hora de comer, ahora este pequeño terremoto tiene 2 años 5 meses y claro que ya probó muchas más cosas, sabores, olores y texturas diferentes de la comida y el ha decidido que le gusta y que le desagrada. Yo no he impuesto una comida, obligatoriamente tienes que comer!.

En una ocasión hace poco me dio un antojo tremendo por una palomitas de Kentucky, jaja lo sé! Pero mi esposo odia el pollo de este lugar, pero por un antojo fuimos por ese famoso pollo para acompañar la cena, mientras mi esposo bajaba las cosas del auto y yo colocaba la mesa para cenar, Emiliano llego, se sentó en la mesa y automáticamente jalo un tazón de verduras (brócoli, calabazas, y zanahoria) y comenzó a comer el brócoli, obviamente era lo que deseaba, yo le ofrecí un poco de pollo y movió su cabeza indicando “No”, perfecto; Simplemente así es Emi, podemos salir a comer y el siempre preferirá comer pepinos que un trozo de carne.

* Tener fruta completamente a su alcance: totalmente inesperado si estamos en casa y durante el día desea un snack, el solo llega con un plátano, una guayaba o un manzana comiendo plácidamente.

Que más podemos hacer y muy importante es que nos visualice totalmente felices comiendo frutas y verduras incluyéndolas siempre en nuestra dieta familiar, no podemos desear que coma verduras si nosotros jamás comemos verduras.

No te voy a decir que siempre come y termina todo su plato, porque mentiría, tiene episodios de que no come nada, prueba un bocado de algo y no tiene más apetito, o también no diré que no se come uno que otro dulce (que evitamos un poco en casa) pero para mí y mi familia son inevitables, sin embargo sabemos que en el momento que El Niño tenga hambre, se acercará y si hoy no tuvo apetito, mañana desayunará muy bien, y si tampoco lo hace en la cena deseará una porción doble de alimentos.

 

Vincular a los niños en las actividades de la cocina es muy importante, y entiendo completamente que en ocasiones lo único que se deseas es terminar la comida o no tenemos tiempo, ahora no digo que siempre pero sí podemos pedirle que nos apoye a realizar ciertas tareas (en compañía de un adulto) cortar un plátano, pelar los tomates, lavar las papas, progresivamente tu hijo se sentirá parte de las actividades y mejor aún le dará gusto haber formado parte de “Hacer la comida” juntos; Conforme van creciendo el aprender a hacer cosas sencillas como prepararse un aperitivo los hace aún más independientes.

Así es un niño, es ocasiones están concentrados jugando y prestando toda su atención a alguna actividad que dado su apetito no querrán probar un bocado, pero es importante marcar rutinas, me refiero a las horas de comida, el aprenderá qué los momentos de estar sentados todos juntos en la mesa es la hora de comer. Así que tú tranquila si un día no come, prepara y ofrécele siempre frutas y verduras.

Bendiciones hoy y siempre

Deja un comentario