Lo que me hubiera gustado saber antes de tener una cesárea

En alguna ocasión mencione el porque debí de tener una cesárea programada y claro que no fue mi primera opción, durante el embarazo pude asegurar que sería parto natural y que era lo que más deseaba por el simple hecho de que fuera lo más natural posible pero, qué pasó?

Médicamente no podría tener parto porque mi hijo estaba en posición podálica, (tenía los pies o las nalgas apoyadas sobre el canal del parto) por tal motivo la única respuesta del ginecólogo fue, recurrir a una cesárea programada en ocasiones desconocemos el tema. Y por el bienestar y salud de aquel ser formándose dentro de tus entrañas, claro que acepté cualquier intervención.

Lo que me hubiera gustado saber…

La preparación para el parto incluye una liberación de hormonas, un “cóctel” de oxitocina, prolactina, relaxina, endorfinas y un poco de adrenalina necesarias para el momento del parto.

“Las hormonas del amor se liberan durante la labor de parto en porciones que se incrementan cada vez más de manera que inmediatamente después del parto, la concentración de hormonas está en su máximo esplendor y la mujer esta preparada para iniciar el vínculo, al igual que su recién nacido.”

En ocasiones cuando se opta por tener una cesárea por elección o programada no se llega a tener el cóctel de hormonas del amor necesarias para iniciar un vínculo de apego inmediato.

Durante la mayoría de las cesáreas, y hablo en mi caso, los recién nacidos son separados de su madre casi inmediatamente después del parto, por qué? lo alejaron de mi, el tiempo para terminar la intervención quirúrgica no sabia como estaba solo colocaron por un momento la mejilla de aquella persona que tanto esperaba para posteriormente llevárselo. y que pensaba, pues los doctores saben lo que hacen.

Los cambios cerebrales y las sinapsis que ocurran durante un parto traumático o durante la separación pueden influir en la responsividad de la madre.

Una cesárea, constituye en una intervención en muchos casos absolutamente necesaria en otros de emergencia para preservar la salud y la vida de ambos, siendo una operación invasiva tanto para la madre como el bebé. La madre se encuentra sometida a medicamentos, monitoreada y anestesiada de mas de la mitad de su cuerpo, y en cuanto al bebé sale a la luz de manera brusca del útero, siendo invadido en su espacio y tiempo de gestación, donde permanecía en calma, a un ambiente distinto, con luz, ruido, y tratos bruscos que poco tienen que ver con un apego inicial.

Mi deseo no es hacer sentir mal a nadie, deseo dar a conocer estos puntos… esto que a mi me hubiese encantado saber antes de tener una cesárea programada, sin embargo no cambiaría ningún momento de como hemos llegado hasta ahora, el amor por ese ser que se formo dentro de mi.

Ahora me gustaría, primero Dios en mi próximo hijo que todo sea de esta manera, en un hospital o centro de maternidad evitando la administración de medicamentos, obtener los recursos, herramientas e información necesarias para un empoderamiento de parto natural. clases de preparación, un acompañamiento por una doula.

Bendiciones Hoy Siempre

 

Fuentes

Crianza con Apego, de la teoría a la práctica, Sandra Ramírez

Deja un comentario