Una experiencia Build-A-Bear 

Tuvimos la oportunidad de vivir cierta experiencia de lo más agradable como familia, a Emi le pareció divertido y exhausto jugar dentro de la tienda pero en lo personal es tierno recordar ciertos momentos en esa misma tienda al norte de la Ciudad de México.

Hace tres años y un poco más mi novio (ahora mi esposo) fuimos muy felices y de la mano cantando al son de nuestros meses de noviazgo a una bellísima tienda por un oso de peluche, comenzamos a seleccionar nuestro oso que fue osa y a ponerle un bello corazón pero mi sorpresa fue que cuando presionabas su pancita era la voz de mi esposo diciendo “Te amo, y te amare siempre” algo sabía? Sabía que estaríamos juntos y llegaríamos a ser una familia, si que cursi pero tengo el bello recuerdo de la foto que ese mismo día, mi esposo compartió. Colocando en ella “Soy papá, Soy papá “


Nuestra etapa de noviazgo fue muy corta pero es irónico el solo pensar la maravillosa idea de vivir esa experiencia si ahora como “Papás” creo que no lo imaginamos la primera ocasión que estuvimos ahí, te imaginarías regresar con tu hijo.

Está ocasión llegamos felices tomados de la mano, empujando una carriola, tres bolsas y una pañalera, y con el pequeñísimo Emiliano a nuestro lado cantado al son de “Somos papás”

Emiliano entro tocando y queriendo abrazar a todos, la diversión de pasar de estación en estación, el peluche seleccionado fue un perro (ama los perros) aunque hay gran variedad de modelos a escoger un capital América, o chimuelo de entrenando a mi dragón, bueno para colocar un pequeño corazón dentro del perrito se frotó con todas las fuerzas, pasándolo por la frente y pidiendo un deseo !!! Listo colocamos una fragancia de fresa y por último un lindo ladrido de perro al presionar su manita, con unos siples y divertidos pasos completamos nuestro amigo de peluche.

  1.  “Elígeme”
  2. “Escúchame”
  3. “Relléname y Cóseme”
  4. “Espónjame”
  5. “Vísteme”
  6. “Ponme un Nombre”
  7. “Llévame a casa”

escogiendo una ropita de lo mas acorde al estilo de Emi y llevando a casa a “Panqué” abrazable, pachonsito y con un delicioso olor a fresa cada vez que lo frotas!


Creo que además de una experiencia fue recordar lindos momentos con nuestro hijo ahora como matrimonio y disfrutar esas pequeñas cosas, ahora tenemos un bello recuerdo.

Un Buid-A-Bear puede ser un increíble regalo y lombrices de recuerdos dentro de él.

Bendiciones hoy y siempre

osohttp://www.buildabear.mx

 

This entry was posted in Otros.

One comment

Deja un comentario