Cesárea Programada 

En el post de hoy me atrevo a compartir mi historia sobre mi cesárea.
A lo largo de tu embarazo la gente te llega a preguntar va a ser parto o cesárea y sinceramente yo decía parto seguro, conforme siguió en desarrollo y crecimiento de mi bebé, a los siete meses como cada mes tenía consulta de rutina con mi ginecólogo y me indicó que tenía que realizar un ultrasonido 4D, para…

 Observar las extremidades y tamaño de mi bebé en el cual me indicaron que todo se encontraba perfectamente bien y ya estaba en posición de nacimiento solo esperar a que cumpliera el tiempo y bajara perfecto, a la siguiente semana comencé a sentir poco movimiento de mi bebé así que me alarmé un poco (normal en una mamá primeriza) acudí nuevamente con mi ginecólogo y me dijo (Si una mamá siente que algo no está bien o algo sucede no se debe de pasar por alto) así que procedió a realizarme nuevamente un ultrasonido y boom!

Sorpresa mi bebé se había volteado y estaba sentadito, su cabeza estaba completamente arriba de mi ombligo, por tal motivo el doctor me dijo tenemos unas semanas para que tu Bebé se voltee, ya que tenía muy bien peso, bueno me dijo el doctor que estaba muy grandote mi chiquito.

Al cumplir 8 meses regresamos para consulta de rutina y nos indicará como estaba mi bebé y me comentó que seguía sentado y que por su peso le era muy difícil retomar su lugar que sería mejor recurrir a la cesárea, por un momento pensé todo el tiempo desee que mi bebé llegará al mundo por parto, pero en menos de un segundo respondí adelante doctor LO QUE TENGA QUE HACER POR EL BIENESTAR DE MI BEBÉ , teníamos miedo de que llegara a faltar espacio y nuestro doctor nos recomendó que sería lo más viable para evitar que el cordón umbilical llegara a enredarse, y aquí mi cesárea programada a las 38 semanas de embarazo Emiliano llegó al mundo con 3,700 kg y 52 cm gracias a dios muy sano.

En algún momento leí un artículo donde publicaron que si no habías tenido a tu bebe en parto no sabías lo que era ser mamá, de cierto modo me pareció lo más tonto, una madre no es por la manera en la que llegó al mundo su bebé y por el contrario se dice socialmente “cesárea” a no sufriste ni tuviste dolor, me imagino que lo dicen personas que no vivieron tener una herida del mismo tamaño que el de una operación y necesita los mismos cuidados, aún así al día siguiente de esta te levantas, con intensos sangrados, El dolor que sientes como si botaran los puntos y se abriera tu herida sin embargo con todo el amor de tu corazón seguir con la frente muy en alto, besar a tu bebé una y otra vez, gritar al mundo SOY MAMÁ.

Los días posteriores es cuando viene la fortaleza y entereza de una madre que independientemente de sus situación, del dolor y malestares (mareos, picazón, y esa sensación de vacío un hueco en tu vientre) comienza la maravillosa etapa de la lactancia y el cuidado de tu bebé, empiezas a descubrir un mundo juntos.

Sin importar cesárea o parto, todas las madres son y somos unas guerreras que sin importar el dolor damos vida a nuestros hijos una parte de nosotros, al ser que más amamos. Esperando está enterada sea de su agrado, cuenten sus experiencias me encantaría leerlas, esperen el próximo post.

Bendiciones hoy y siempre

One comment

Deja un comentario